Cifarelli Spa

Nuestra historia

Años sesenta, Italia está en pleno boom económico. Tras la guerra, hay necesidad de todo: nacen así muchas empresas nuevas, a menudo fundadas por personas que, tras haber trabajado en empresas más grandes, se despiden para iniciar una actividad propia.

1967

Raffaele Cifarelli, proyectista de motores diésel, funda, junto con su mujer Rita, la empresa artesanal personal a nombre de Raffaele Cifarelli.

En una nave de unos 250 metros cuadrados, en Via Zanardi Bonfiglio a Voghera, Cifarelli empieza a fabricar atomizadores de hombro con la marca “Nuvola” que disponen de un motor alemán Jlo o Sachs.

El 5 de noviembre de 1967 emite la primera factura de venta.

1968

De inmediato, la empresa empieza a comercializar sus productos en el extranjero: la primera factura de exportación, para un muestreo, está fechada el 4 de abril de 1968, y el 19 de junio del mismo año tiene lugar el primer pedido extranjero propiamente dicho para la empresa Fischer de Vevey (Suiza) que, aún hoy, es uno de nuestros distribuidores.

1968-1974

Son años muy intensos, principalmente porque Cifarelli ha arrancado sin capital y debe reembolsar las deudas contraídas para empezar.

Por suerte, el trabajo va muy bien, también porque se decide inmediatamente apostar por la innovación de producto para “hacer algo diferente”; esta propensión hacia la innovación permanecerá desde entonces como una constante de la cultura empresarial Cifarelli.

Se inventa la bomba de llenado que permite llenar el depósito sin quitarse la máquina de los hombros.

Se pone en marcha la producción de atomizadores de tractor.

En aquellos años, Gianfranco Cifarelli se une al hermano para dirigir el área comercial de la empresa.

1974

El trabajo sigue creciendo y, paralelamente, aumenta la exigencia de espacio; asimismo, el uso de motores producidos por terceros no permite la diferenciación que ya, por aquel entonces, buscaba Cifarelli.

En 1974 se inaugura la nueva planta en Strada Oriolo en Voghera, primer núcleo de la actual área.

Simultáneamente, empieza la producción propia de los motores para el atomizador: el primer modelo, el motor C7, aún sigue utilizándose, aunque, desde entonces, todos sus componentes han sido cambiados y, posteriormente, modificados.

Se decide abandonar la producción de atomizadores de tractor y concentrarse en la producción de pequeñas herramientas en serie.

1977

Tras diez años, la empresa ya presenta una fuerte vocación por la exportación y, en 1977, exporta ya una parte importante de la producción; escudriñando el archivo histórico encontramos envíos a Francia, Inglaterra, República Dominicana, Suiza, Siria, Malta, Salvador, Venezuela, Ghana, Portugal, etc.

1981

Se implementa el primer sistema informático integrado, basado en S/34 IBM para la gestión de la empresa: lo que hoy se llaman ERP.

1985

La empresa se amplía y, en 1985, inaugura la segunda nave de la planta.

La ocasión es el inicio de la producción de las desbrozadoras y de un nuevo motor de 32 cc.

1988

Para incrementar la calidad y la flexibilidad productiva se pone en marcha la sección de plástico, donde se producen todos los componentes moldeados por inyección.

1992

Los resultados, aunque buenos, no son los esperados; entonces, se decide terminar la línea de las desbrozadoras y de las máquinas basadas en el motor de 32 cc: motobarrena, motocompresor.

1994

Se pone en producción la primera versión de los aspiradores V77 diseñados para la recolección de castañas.

1996

Con el aumento de los volúmenes, se crea la sección de mecanizaciones con máquinas de control numérico; esto permite un mayor control de la calidad de algunos componentes clave como los cárteres de motores y, posteriormente, de los componentes del sacudidor.

1998

Se desarrolla el sacudidor SC62, una máquina que representa una novedad radical respecto de las de la competencia e introduce elementos del todo inéditos, como las asas amortiguadas. Gracias a SC62, la empresa Cifarelli consigue el premio “Novità tecnica EIMA” y se convierte en el punto de referencia del mercado de los sacudidores.

2004

A partir de 2004, el sacudidor se equipa con un motor estudiado específicamente por Cifarelli: el motor C5 de 50 cc.

2006

En 2006 se pone en marcha la producción del soplador silenciado, que se adjudica el premio “Novità tecnica EIMA” gracias a las soluciones adoptadas para reducir el nivel de ruido.

Entretanto, la empresa se amplía abriendo una nueva área productiva de unos 2.000 metros cuadrados, con espacios dedicados al almacén, al plástico y a las mecanizaciones y con un incremento del personal encargado.

2012

Se lanza la serie 1200, una renovación completa de la gama con nuevos atomizadores, sopladores y aspiradores.

El atomizador M1200 consigue el premio “Novità tecnica EIMA”.

2016

La familia Cifarelli firma un acuerdo con Emak Spa, una empresa cotizada en la Bolsa de Milán, para ceder el 30% de las acciones.

 

La empresa en la actualidad

La misión de la empresa es la innovación.

Los productos Cifarelli son sometidos a un proceso continuo de mejora gracias a las inversiones en el sector I+D, a la calidad y a la motivación del personal empleado en el desarrollo de producto y a la colaboración con diversos centros de investigación como, por ejemplo, el CNR.

Las máquinas Cifarelli están en continua evolución y las innovaciones son a menudo protegidas con patentes: registramos alrededor de 2 patentes al año.

En la actualidad, la empresa es una Spa y ha sido adquirida parcialmente por el grupo Emak, aunque mantiene intacta su identidad.

El desarrollo de la empresa está encaminado principalmente al extranjero: las máquinas Cifarelli se distribuyen en más de 80 Países del mundo y llegan a todos los continentes; la exportación representa el 95% de la facturación.

Los usuarios son casi siempre profesionales o usuarios evolucionados, que quieren máquinas con el máximo de prestaciones.

La distribución en el extranjero se realiza a través de un distribuidor seleccionado en cada País y en Italia a través de una red seleccionada de vendedores.

En los dos casos, la finalidad es garantizar a los profesionales un servicio posventa óptimo; por ello, Cifarelli elige no vender los productos directamente al público ni en línea.

 

Desde siempre, nuestros puntos fuertes son la calidad de los productos y la flexibilidad. Las dimensiones y la organización de nuestra empresa nos permiten tomar decisiones rápidas y responder a las necesidades de los clientes con los mejores plazos y modalidades.

Los elementos que componen nuestras máquinas se fabrican a partir de nuestras especificaciones y con nuestros moldes en las plantas de proveedores especializados.

Tenemos una capacidad productiva que supera las 300 máquinas al día, además de los repuestos, que deben ser enviados a los clientes en el menor tiempo posible para garantizar a quienes las usan la continuidad de trabajo.

Trabajamos en una planta de 7 000 metros cuadrados, completamente climatizados, y nuestro equipo está formado por más de 50 personas que se dedican a su trabajo con pasión y dedicación.

Siempre estamos dispuestos a invertir para implementar instrumentos que simplifiquen el trabajo de nuestros empleados apoyándoles en sus actividades.

 

La era de la industria 4.0 no nos ha pillado por sorpresa: Desde siempre, la empresa Cifarelli Spa está atenta al desarrollo tecnológico. Desde 1981 aplicamos las mejores tecnologías disponibles, y la informatización de los procesos es uno de nuestros puntos fuertes.

Detalles

Ultimas noticias

Muchas gracias

Eima2018 dopo

Gracias a todos nuestros clientes actuales y futuros, y también a los que nunca volveran a serlos, que nos visitaron durante Eima 2018.

Fue un placer conocerles y hablar con Ustedes.

Made in Italy

Quiere saber más?

Contactarnos